• Inicio
  • Actualidad
  • Reconocimientos
  • El escritor Mauro Valenciano reflexiona sobre la aportación del Colpbol en el campo de la cultura competitiva al deporte.

El escritor Mauro Valenciano reflexiona sobre la aportación del Colpbol en el campo de la cultura competitiva al deporte.

logodades

Últimamente hemos ido viendo como se han hecho diferentes esfuerzos por regular algunos aspectos de la cultura competitiva. Yo personalmente la he he ver en la extensión, a través de medidas reglamentarias sobretodo, de limitaciones en el número de puntos o goles por el que quedan resueltos los partidos. Esta ha sido una "medida estrella" últimamente.

La Federación Catalana de Fútbol ha adoptado, a partir de la temporada 2010-11, una serie de medidas que siguen la línea presa por otras federaciones autonómicas, como bien sigue la de baloncesto o la de balonmano. Después de muchos años teniendo en funcionamiento la norma de alineación en el minibásquet y el minibalonmano, el estamento futbolístico catalán ha acabado adoptante medidas similares a las que ya se habían tomado hace una pila de años en los otros deportes de equipo.

Podemos ver, pues, como las regulaciones sobre tiempo de juego mínimo y máximo para cada jugador (norma de alineación), así como diferentes medidas por regular el número de goles o puntos que aparecen en el resultado final del partido, son precisamente las medidas que más abundan en el mundo del deporte en edad escolar. De hecho, cuando se piensa al adaptar el deporte a la realidad psicológica del infante, los directivos piensan al tomar medidas de este estilo. Ya hace tiempo que en minibásquet se pensaran al poner cestas más bajas y pelotas más pequeñas y ligeras. Aquestd últimos veinte años ha llegado una segunda ola de medidas, que buscan básicamente la adaptación psicológica.

Una de los descubrimientos recientes que he hecho ha sido un nuevo deporte, que se dice Colpbol. Se juega en el terreno de juego de balonmano o fútbol sala (40x20 metros), con porterías, con dos equipos de siete jugador. De hecho, tiene unas características peculiares. Surgido de la experimentación de un profesor valenciano de Educación Física, dos son los tiros que más me han gritado la atención, que además además son sus tiros característicos y que fundamentan su lógica interna:

1. Los equipos deben ser obligatoriamente mixtas.

2. La pelota se juega con la mi y solo es permitido hacer un toque cada jugador. Después de este toque, la pelota lo deberá tocar un rival o un compañero antes de poderla volver a tocar aquel mismo jugador.

Estos dos aspectos son precisamente una formulación en la línea de la caza y captura de la cultura competitiva. El primer aspecto pasa a ser un elemento de coeducación que ya hemos podido palpar en el mundo deportivo con el colpbol. Y ya sabemos, a estas alturas, como a veces se sitúa la coeducación como antídoto de según cuáles actitudes excesivamente competitivas. Parece que ningún lugar de enseñar a competir a los deportistas, si la decisión arriba a ser mezclar chicos y chicas, de alguna manera se rebaja el grado de competitividad. No educamos una manera saludable de competir, sino que mezclando chicos y chicas esperamos que tenga un espíritu más cooperativo, más "solidario" -como gusta decir.

El segundo aspecto pasa a ser un elemento que aporta una dimensión también anticompetitiva, pero en este caso más sutil. Si bien el objetivo del colpbol sigue siendo el de marcar gol, el reglamento de este deporte obliga a que el equipo tenga de colaborar por hacer gol. La única circunstancia en que un jugador puede hacer gol directamente sería de portería a portería, pero en casi cualquiera otro circunstancia habría que una serie de combinaciones y rebotes por poder marcar.

¿Qué tiene de especial eso? Bien, la mayoría de deportes de equipo proponen diferentes maneras de colaborar por marcar, pero no llegan hasta el punto de "obligar" a colaborar. Un jugador de fútbol podría llegar a driblar cuatro, cinco o seis jugadores rivales hasta plantarse delante del portero y hacer gol (a la retina podemos tener pleno de jugadas de Messi). Un jugador de baloncesto puede conseguir hacer una meritoria jugada coast-to-coast llevando la pelota de cesta a cesta. En el colpbol no cabe la posibilidad de hacer jugadas individuales de este tipo: casi podríamos decir que colaborar es una obligación.

Que el colpbol nazca de clases de Educación Física hace entender tanto el aspecto de énfasis en la coeducación como bien el aspecto de obligación de colaborar. Como en la técnica del deporte solo se puede hacer un toque, me tengo que asociar por narices con mis compañeros, que además además es una mezcla de chicos y chicas.

Y es que si nos fijamos, que en el caso del rugby la pelota solo se pueda pasar a la misma altura de campo o bien atrás cuando se juega con las manos, no creo a que fuera una medida por fomentar la colaboración (o póster si). La verdad es que determina como jugar la pelota y mujer unos tiros característicos al rugby como deporte, pero no aparece la voluntad de aleccionar a los jugadores más acullá del respeto de las normas. Además además, el jugador de rugby puede hacer una gran jugada individual y conseguir un ensayo, sin la obligación de colaborar. En el colpbol es francamente mucho más difícil.

Lamentablemente la propuesta del colpbol parte de un punto de vista que a mí me parece moralizador, y tutela el desarrollo motriz en función de una serie de expectativas educativas. Pero corremos el riesgo que mediante el reglamento se señalen aspectos pseudopedagógicos, es decir, que sirvan para manipular el juego con la aspiración de hacerlo más "educativo". Es el mismo que podría animar en según cuáles casos a un entrenador de baloncesto a pedir que sus jugadores jueguen sin bote, o bien que todos toquen la pelota antes de encestar. Estamos dando a entender que, para hacer mejor la experiencia deportiva, es necesario pasárnosla todos. O bien, como en el caso del colpbol, eso queda naturalizado a el pasar a ser una norma básica: solo un toque cada jugador.

Sigui por el reglamento (norma de alineación, norma de límite de goles/puntos, norma de uno solo toque) o bien por las preocupaciones del entrenadors ("no se puede botar"; "todo el mundo debe tocar la pelota en el ataque antes de encestar"), podemos ver los rastros de la caza y captura de la cultura competitiva. Bien: podríamos decir que en ambos casos son preocupaciones. Unas, las de los dirigentes deportivos que se concretan en las modificaciones reglamentarias. Las otras, las de los entrenadors cuando plantean su encuadramiento de entrenamiento, pero que en ambos casos podemos perseguir esta persecución de la competición.

Y es que en todo momento la modo que se ha instalado actualmente es la que búsqueda "suavizar" la experiencia competitiva por que no afecté de manera traumática a los infantes. En gran medida podríamos decir que aparece esta miedo en los adultos última de la implantació de la norma de alineación o bien de la del límite de goles/puntos. Ahora eso ha llegado al punto de plantear la creación de un deporte nuevo que pasé a ser más cooperativo que no competitivo. O mejor dedo: un deporte que, como el colpbol, "obliga" a cooperar desde su talante, el que se define a partir de su reglamento.

 

Col·laboradors:

caixa-popular-nou2generalitat-nou2fdm-nou2aju-val-nou2esport-actiubase-granelltrinidad-nou2orbitaeducativa logo gris

colpbolamics-colpbollocestime-colpbolcolpbol-cup

© AE Colpbol. Todos los derechos reservados. - Avíso legal - Política de privacidad - Política de cookies - realizada por Doowebs

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Doowebs.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Doowebs.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Doowebs.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.